Tienes que mover ese dedo. O de cómo el primer paso es el más importante.

Comienza a actuar ya. Tienes que mover ese dedo.

Recuerdo las tardes de los fines de semana de mi infancia viendo clásicos del cine en casa. En aquella salita o en el comedor, estábamos, como mínimo, mis padres, alguno de mis abuelos y servidor. Mi hermana probablemente enredando, pero allí estábamos, muy familiares como somos nosotros. La poca variedad de canales hacía que abundaran … Leer más

Pin It on Pinterest