Consumir un par de bebidas azucaradas diariamente “duplica el riesgo de diabetes”, según un estudio.